Homofobia en Palermo

Soy lesbiana y orgullosa de serlo, y me gusta andar por la calle tomada de la mano con mi novia, Martina. El otro día caminábamos por una calle tranquila en Palermo cuando dos tipos grandotes nos empezaron a seguir. No nos decían nada pero nos tiraban piedrecitas de lejos mientras caminábamos y se reían. Luego empezaron a decirnos guarangadas. Martina se paro, los enfrento y les dijo que se vayan a c*ncha de su re p*ta madre. Se pusieron a reír medios nerviosos y nos largaron unos insultos y se fueron.

Por Paula.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *