Flor: Respuestas Geniales al Acoso!

Iba caminando por una calle del barrio porteño de Palermo, y un tachero me grita una guarangada violenta que afortunadamente no recuerdo. Cuando me pasan estas cosas suelo reaccionar de diversas maneras, dependiendo de mi ánimo y del contexto en el que se da el acoso (generalmente verbal).
En esta ocasión le mostré el “dedo del medio” (“f*ck you”)y le dije “callate imbécil” (esto lo uso mucho), porque tengo la teoría de que lo peor que podemos hacer es quedarnos con la bronca adentro y/o no reaccionar por tener miedo.
Lo peor que tenemos, además de los machistas, es el miedo. No debemos hacerles ese favor.
Al tipo en cuestión no le gustó nada, y me dijo “con ese dedo te hacés la paja” (como si fuera algo malo).
Y yo le respondí: “Sí, todos los días”. El tipo quedó desencajado.
A diferencia de las veces en las que no reacciono y bajo la cabeza mordiendo los labios, esta vez me sentí muy poderosa. Fue genial!
Una mujer de República Dominicana que vive en Bs As me contó que allá solía salir con piedritas en el bolsillo, las que arrojaba a los inoportunos y abusadores callejeros.
Una última cosa: recomiendo la lectura del texto de Sharon Marcus, “Cuerpos y palabras en lucha”, es muy interesante.
Gracias por este espacio…

Por Flor.