Tenemos la fuerza para defendernos!

Una noche salí con amigos a un bar en Palermo, estabamos todos adentro y decidimos salir a tomar un poco de aire porque el lugar estaba lleno. En eso que vamos saliendo, yo envabezaba la fila y estaba convencida de que mis amigos me seguían de cerca, cuando estoy cerca de la puerta un pibe que estaba medio borracho (pero no del todo) me tiró una frase que era algo así como “te cogería por el orto” o algo así, la cuestión es que me pare en seco y le dije literalmente “que te pasa idiota? te voy a poner una piña! y el pibe se quedo totalmente descolocado. La verdad es que estaba sola en la fila camino a la puerta, y me dió miedo que el pibe reaccione y yo tuebiese que cumplir mi promesa de golpearlo por desubicado, lo cual no es una solución que me gustaria aplicar. De todos modos lo que saque en limpio de eso es que cuando te dicen algo, esperan que una siga como si nada, o agache la cabeza, pero si le decis algo se quedan totalmente descolocados, porque piensan que somos idiotas y que no tenemos la fuerza para defendernos!

Por CB.