El espacio ‘cultural’ otorgado al hombre… Y cuando a la mujer?

Mi historia es la de todas las mujeres. Comienza cuando una se empieza a desarrollar. Desde entonces, hemos sido blanco de palabras soeces, de contenido sexual y grosero: “te chupo”, “te cojo”, los “mamita” en un tono más que sugerente, abundan en nuestra vida cotidiana. Y claro, también obviamente, a todas, alguna vez nos tocaron el culo, y cuando no los pechos. Nunca voy a olvidar cuando fui víctima de tal abuso: no puedo describir mi indignación: y darle vuelta y tirar una patada, fue la reacción que tuve.
Siempre me pregunté por qué un hombre nos agredía así? Nunca sabrán lo que en la mente de una niña causan sus palabras. Pero tuvimos que aprender a convivir con esta maldita costumbre que tienen los hombres de creerse con derecho a expresar a una mujer sus “instintos” ?
Por qué creen tener ese derecho a insultarnos, a reirse de nuestra gordura o flacura, de nuestra forma de vestir, o de creer que porque vestimos tal o cual prensa les da pie a decirnos lo primero que se les ocurre.
Ah, cierto, es “cultural”. Bueno, entonces, qué mal que está la sociedad.

 

Por Beatriz