NO ESTABA BIEN

Estaba caminando por la vereda y en dirección opuesta a mi venía un tipejo, me venía mirando, y cuando estuvimos a la misma altura me dice “No sabés como me gustan las mujeres como vos, te [inserte acto sexual aquí] toda”. No se de dónde me salió, pero me di media vuelta y le grité para que la gente alrededor mio escuche “¿¡Qué te pasa?!” (y al ver que se hacía el desentendido) proseguí “¡Ah, me parecía!”. Lo increpé porque no me pareció peligroso, solamente un libidinoso más. Media cuadra después, en Santa Fe y Esmeralda, cruzando la calle un recolector de cartones me dice “Te haría de todo, mami”. No le respondí directamente porque no me sentí tan segura, así que limité mi hollaback a un conciso “Pero la [email protected] madre!!!” en un tono como para que lo escuchen tanto él como los que cruzaban la calle conmigo… Para que se dieran por sabidos de que algo había pasado y NO ESTABA BIEN.

Por Jay.