La culpa es SIEMPRE del agresor

Fue hace más de dos años. Estaba en el auto en una zona descampada con quién salía en ese momento. De pronto vino una persona (podría decirse) con la cara tapada,un arma y una cuchilla. Hizo que lo llevemos mientras el dirigía, hasta que obligó a mi acompañante a que entre en el baúl. Condujo un rato más hasta que me hizo bajar y me violó. Hay días en los que todavía no entiendo cómo pude estar tranquila y hacer que use preservativo.
Cuando se fue le dije a quién estaba conmigo lo que había pasado y fuimos a hacer la denuncia. En la comisaría mientras yo relataba lo que había pasado los policías hablaban entre sí sin casi prestarme atención, ni agua me ofrecieron.
El caso salió en el diario local sin mi nombre porque así lo pedí. Tenía casi 20 años y en pueblo chico, infierno grande. Preferí superarlo en mi intimidad.
Después de unos meses hablé con una señora amiga de lo que me había pasado y me dijo algo en lo que no había pensado hasta el momento: muchas persona habían pensado ¿Qué hacía yo ahí? Es decir, para muchos fue mi culpa por estar en ese lugar.
Por suerte yo nunca sentí que haya sido mi culpa,pero se que muchas victimas de abusos sexuales sí lo creen. Para que ellas puedan reponerse,sientan el apoyo de la sociedad en su dolor, para que tengan justicia y sobre todo para que no existan más como ellas tenemos que hacer entender que NO es NO y que nada justifica la violencia sexual.

Por Rosario.