‘me dijo un montón de cosas que cuando llegue a mi casa me puse a llorar’

tenia 13 años cuando yendo para la escuela al medio día sentí que alguien me seguía, me di vuelta y al lado mio habia un hombre en una bici mirándome, no se si habrá estado mucho tiempo siguiéndome porque la verdad no lo escuche para nada, frene de golpe y atrás venia una mujer que me comprendió y me acompaño hasta la escuela, otra vez con la misma edad me toco la cola un hombre y me dijo un montón de cosas que cuando llegue a mi casa me puse a llorar, hasta el día de hoy, con 22 años, no salgo sola a la calle y me manejo en colectivos para todos lados, así como tampoco uso ropa muy linda y no camino femenina para no provocar, cambie mi forma de ser y de vestir por esos asquerosos, fuimos a denunciar una vez con mi mama y el policía le dijo “seguro que su hija anda provocando, por eso la tocaron” así que ni en la policía se puede confiar,es todo un asco.
acoso callejero

Por Ana