El policia que chista

Como todas, una nunca tiene una sola historia para contar, ojala fuera asi. Pero una de las que mas recuerdo fue en la estación de tren de Moreno. Yo entraba para tomar un tren para ir a trabajar, a eso de las 07:00 am, con mucho frio y sueño como todas las mañanas. Veo dos policias parados a unos metros, y uno de ellos me chista. Nada del otro mundo, pero no pude tolerar que sea justamente un policia el que lo haga, el qeu se supone que es la autoridad, que esta ahi para cuidarnos y todo lo demas. Instantaneamente cuando lo escuche me detuve, lo mire y le pregunte “Si… me llamo?”, como si hubiese inocentemente entendido que porque un policia me chista de la nada es porque tiene algo relevante para decirme, que seria un poco mas logico. A lo que el con la misma actitud de desentendido y sorprendido contesto que no. Segui caminando como si nada. Ahi me di cuenta que hay algunas situaciones en que el hombre comprende perfectamente su error, y sabe lo ridiculo que se haciendo eso. En esas situaciones, no se pierde nada con hacerselo notar, aunque sea sutilmente.

Por Silvia