La mini de jean

http://denlaciudad.blogspot.com/2010/08/la-mini-de-jean.html

Esta es una copia de la publicación del enlace de arriba:

La mini de jean

Los piroperos son un cáncer que se expande día a día por toda la ciudad. No son los piroperos de antes, los de “se te cayó un papelito, el que te envolvía bombón” o “andá por la sombra que los bombones se derriten al sol”. Son los que creen que son cancheros, re heavy re jodidos, cool, o no sé, creen que son “algo” cuando te tiran un ordinario “a ese culo le hago todo, mameeeta”. Son desagradables, molestos, como una plaga. Sí, eso son: una plaga que habría que exterminar, no sé si con campañas educativas (a las minas no nos gusta que nos digas así de frente que somos un objeto sexual – salvo excepciones, claro), a los golpes (tomá puto tomá, por gil), o con qué método práctico y económico. Pero que no deberían seguir caminando por ahí con impunidad… Eso es seguro.

Hoy me puse por primera vez una minifalda de jean que habré comprado… no sé, dos años atrás, fácil. Y tenía puestas las medias de nylon, las que había usado durante el día para no morir congelada en las calles porteñas. La cuestión es que llegué a mi casa y al toque tuve que salir, y me puse la minifalda antes mencionada. Y con las medias parecía que mis piernas estaban bronceadas (cosa imposible en mí, sobre todo en invierno). El resumen: fui hasta la farmacia y un par de pibes miraron, lo normal. Y cuando volvía, cuando faltaba media cuadra para entrar a casa, dos chabones que venían caminando de frente a mí me dicen (con esa espantosa voz de pajero que los caracteriza) “Mi amor, ¿no tenés frío?” y “Qué linda que sos, bebé”. Estuve a punto de darme vuelta a aclararles que ni soy su amor ni soy bebé, y de paso pegarles unas buenas piñas para que aprendan a encarar de frente y no una vez que ya caminaste por el costado de ellos y sus voces vienen de tu espalda. Pero decidí que tenía frío y que no quería tener que ocuparme de esconder sus cadáveres si los mataba, prefería volver a casa, caminar esa media cuadra con la gran sonrisa que me sacaron. Porque después de todo, pajeros o no… te suben la autoestima. Y eso habría que agradecércelos. Algún día, quizás.

 

foto del blog: http://timecodereading.tumblr.com/post/888491578/my-short-skirt-by-eve-ensler-the-vagina-monologues

 

 

 

 

 

———————–

Quiero aclarar una sola cosa; que al final diga que te suben la autoestima, obviamente no se refiere a los casos de un abuso más heavy que el descrito en el texto. Por suerte mi experiencia nunca fue traumática, así que yo escribí sobre lo que a mí me pasa. No significa ni que esté avalando ese comportamiento ni nada parecido.

 

Por Daphne