La abuela me gritó cuando me defendí de los chicos que intentaban tocarme

cuando era chica un verano fui de vacaciones a la casa de mi abuela paterna en entre rios, tendria 10 u 11 años, me hice amiga de una vecinita de mi abuela y saliamos a andar en bicicleta, una tardecita mientras dabamos vuelta la manzana unos niños algo mas chicos que yo empezaron a gritarnos cosas y perseguirnos para tocarnos la cola desde sus bicicletas, en vez de pedalear mas rapido empece a insultarlos a los gritos como estaban haciendo los pequeños machitos, que no dudo que no tenian mas interes en tocarnos que demostrar su precoz masculinidad, seguramente arengados por algun hermano mayor o padre que los estaria mirando, orgulloso de semejante despliegue de virilidad, volvi a la casa de mi abuela, contenta conmigo misma de no haber permitido que me toquen ni haber huido, enorme fue mi sorpresa cuando mi abuela indignada me reto porque estaba gritando groserias en la calle en el momento donde todxs lxs vecinos estaban tomando mates en la vereda y podian oirme (pero no defenderme) cuando le dije que ellos me perseguian para tocarme me dijo que yo tenia que volverme a su casa no gritar como una maleducada, esas vacaciones no fui con mi madre, porque estoy segura que ella nunca me habria dicho cosa semejante, pero asi es como als niñas aprenden desde temprano que los machos pueden hacer lo que quieren dentro y fuera del espacio publico y nuestro rol como mujeres es el recato, el silencio y dejar hacer, bajar la cabeza y huir, creo que esa leccion fue la que intento dejarme mi abuela, creo que no fue muy util, no dejo insulto sin responder, no he zafado de que me toquen en alguna otra oportunidad, pero eso ya es otra historia

Por Majo