pasó por al lado y me manoseó una teta

Esto fue hace mucho tiempo, nunca se lo conté a nadie, quizás porque me da vergüenza, no lo que me pasó sino lo que yo pensaba al principio:
Venía caminando, me acuerdo que hacía calor porque llevaba puesta una musculosa. Doblo en la esquina de mi casa donde hay una pintureria y veo un chico de unos 12 años, sentado en el borde de la vidriera. En esos metros que venía acercandome a él me preguntaba qué le había pasado, ya que lo notaba como angustiado o preocupado por algo. Casi le pregunté si necesitaba algo, pero no lo hice, por vergüenza, por concheta, no sé. Cuestión que seguí caminando y a la media cuadra siento que viene corriendo detrás mío, pasó por al lado y me manoseó una teta. Obviamente siguió corriendo y yo me quedé puteandolo sola. Me da bronca haberme compadecido al principio. Pero creo que eso también habla de uno como persona… Y lo peor es que era un nenito, con esa actitud debo asumir que para estas alturas ya debe haber hecho algo muchísimo peor!

Por Agustina