“qué linda que sos, mamita”

Una vez hace unos años esperaba el tren en la estación de Ituzaingó, a eso de las 9pm, vestida con unos jeans, tapado y chatitas, sobria. Un par de gendarmes estaban parados en la estación haciendo guardia, como todas las noches. Pasé caminando por al lado de ellos, en mi mundo, y escucho un “qué linda que sos, mamita”. Volví a la tierra de un tirón, me paré en seco y sin un solo insulto los cagué a pedos como nunca: “¿Disuclpame?¡Se supone que estás acá para mi seguridad, siendo yo una ciudadana, y me piropeás como un punga cualquiera! ¿Cómo sé que no me vas a seguir? ¿Cómo sé que no sos un psicópata disfrazado de oficial, y que no me vas a violar? No tenés idea de cómo nos sentimos las mujeres cuando nos gritan, y vos, que deberías hacerme sentir segura, me faltás el respeto de esta manera!” Y me fui enbroncadísima, al paso de los “disculpemé señora, disculpemé” que el muy imbécil me repetía. Es el día de hoy que no se me va la bronca, y como esta me pasaron como para tirar al techo.
La verdad, no me carbura el cerebro lo suficiente como para ENTENDER, simplemente entender, cómo diablos se les puede ocurrir a estos hombres que nos pueden HABLARNOS ASÍ o peor, TOCARNOS sin conocernos, sin nuestro explícito permiso. Es el día de hoy que no voy a boliches heterosexuales, porque me cansé de estar bailando feliz y sentir un manotazo en el culo, o que me agarren del brazo; me cansé de tener que putear a boludos desvergonzados cada cinco pasos. Mi mano derecha repartió por la calle más gestos de “fuck you” de los que me puedo acordar.
Desde chica que siempre tuve una actitud muy dura con los hombres, por faltarme el respeto. Todos me dicen que me calme, que algún día alguno se va a ofender y me va a dañar seriamente, pero la verdad, prefiero seguir con mis retos e insultos, prefiero seguir ridiculizándolos como pueda cada vez que me dicen algo, que sentirme impotente y acosada.
No recomiendo mis reacciones, pero como casi todas las chicas de acá, recomiendo un fuerte y seguro NO.

Por Sofía