de repente sacó su miembro como si nada mientras lo movía, “mirá”

Tenía 11 o 12 años. Fui al mercado del barrio, que queda a la vuelta de mi casa, a comprar galletitas para el desayuno y era verano. A mitad de cuadra en el sentido contrario al que iba caminando, viene una camioneta vieja y el tipo de adentro, un hombre cuarentón me dice “señora, señora” ya por eso me llamó la atención y me di la vuelta porque era la única que estaba caminando por esa cuadra. No me acuerdo muy bien lo que dijo al principio, pero de repente sacó su miembro como si nada mientras lo movía, “mirá” me dijo. A todo esto me quedé paralizada, tenia ganas de llorar y no sabía qué hacer, no respondía. Nada más quería que pase. Después preguntó si conocía a un doctor o si tenia unos mangos, ahi me asusté más todavía porque asumí que el tipo tenia problemas, o estaba borracho o algo así. Instintivamente le dije “no”, “no?” me dice, y se va. Yo fui a comprar para tratar de olvidarme del asunto, y cuando volví a casa noté que me temblaban un poco las manos, estaba muy nerviosa pero no conté nada, todavía nosé por qué. Pero a pesar de todo esto me sirvió para estar más atenta y prestar más atención en la calle, y a enfrentarme a situaciones de este tipo. No se queden [email protected]

Por Luna