A mi hija le atacaron y el policia le dijo que “el hecho no era delito”.

A mis 47 años y luego de haber pasado varias situaciones de acoso en mi juventud, como palabras desagradables de parte de hombres al paso de una cuasi niña o las habituales exhibiciones masculinas camino al colegio incluso con el delantal puesto lo cual denota “juventud/niñez/candidez” (al menos en aquellos años. Hasta haber sufrido acoso en una guardia de hospital por un mèdico y posteriormente un manoseo por parte de otro mèdico esta vez ginecòlogo; ademàs de otros abusos menores a los que somos sometidas las mujeres cualquiera sea su edad y teniendo cuatro hijos, 3 mujeres y un varòn decidì que tuvieran claro que todos merecen el respeto del otro y se los expresè siempre durante su crecimiento de forma que pudieran entenderlo acorde a sus edades. Que su cuerpo es un sagrario y que nadie puede tocarlo, agredirlo o perturbarlo.
Hace algo mas de dos meses mi hija de 16 años volvìa de la escuela en colectivo como hacìa habitualmente, esta vez el micro la dejò fuera de la parada junto con otras tantas personas que bajaron. Al caminar con los auriculares puestos no se dio cuenta de que alguien que viajaba con ella, un hombre joven, la seguìa. La bestia concretò su planeado ataque dos cuadras y media despuès de la forma mas traicionera, por detràs empujàndola contra la pared. Con todas sus fuerzas ella lo pateo y golpeò como pudo ademàs de gritar. Nadie acudiò en su ayuda pero la valiente actitud de mi hija puso en fuga a la bestia que de otro modo hubiese hecho sabe que mas.
Caminò en medio de llantos lo que le quedaba de trayecto a casa y encontrò un policia al que le contò la situaciòn, éste gentilmente la contuvo y acompañò a casa.
Cuando estuvo mas tranquila y pudo contar todo tambièn me dijo que el policia le habìa dicho que el “hecho no era delito”. Obviamente le expliquè que no era asi, sí es un delito el abuso, y el policia debìa saberlo perfectamente.
El hecho de que hubiese huido el atacante y no pudo ser ubicado lo constituye en un “no pasò nada”, NO. Cuantas mujeres son atacadas, violadas y asesinadas por culpa de esta premisa!!. Defiéndanse, denuncien y orienten a los mas jòvenes. Nadie es dueño del cuerpo del otro como tampoco tenemos por que tolerar agresiones verbales de ningùn tipo.
Como conductora desde muy joven que soy tendrìa varias anècdotas para contar pero me pareciò mas importante esta. El hombre se sabe mas fuerte fìsicamente y por eso abusa. No se lo permitamos!

Por Isabella