Desde los 15 años vivo el acoso del mismo tipo en mi barrio.

Hubo un momento en el que mi mamá me dijo: Emilse, cuando alguien te mire, en especial un hombre, no te preguntes por qué es, simplemente no los vuelvas a mirar. En ese momento no lo entendí…
Desde los 15 años, pasando por la misma esquina la misma persona diciendo cualquier cosa que se le ocurriera, desde detalles del uniforme hasta.. y demás cosas. En un momento, cansada de la situación, mi familia me defendió y le dejaron en claro al sujeto sobre su acoso. Sólo duró un mes el tiempo en el que dejó de decir sus barbaridades. A partir de eso y muchas situaciones similares, el hombre no trascendetal, e irrespetuoso formó parte de mi lista negra absoluta.
Hoy en día esta persona sigue con sus groserías, habiendo pasado 8 años. Fue hace 2 cuando yo misma me dirigí a un tercero, dueño de ese local de revistas, alarmando sobre su empleado acosador, y viví algo de lo más indignante. El empleador, no pidió disculpas, no consultó, ni nada, simplemente dijo: Y Claro! cómo no te va a decir esas cosas, si a las mujeres les encanta… Vos sos linda, el es joven, al contrario deberías tomarlo bien.
En definitiva sentí que la obviedad con la que toman estas actitudes eran como hablar con la pared. Algunas veces los he enfrentado y se han quedado en silencio o peor aún contestado de manera violenta.
Y agradezco a mi familia, por estar siempre al lado mio, para afrontar a estas personas, y ponerlas en su lugar… La gente que a una la quiere hay que valorarla… son el verdadero apoyo.

Apoyo en esta causa al 100 por ciento.

Por Emilse.