LA LISTA #1

Para seguir la conversacion empezada por ‘Histericas’, un blog sobre las agresiones machistas que vivimos todos los dias las mujeres y que muchas veces pasan desapercibidas por los demas  — una lectora del blog compiló su propia lista. Mandanos tu lista a [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1- Cuando tenia 12 años estaba caminando con unas amigas por la calle cuando un auto nos empezo a seguir, nos persiguio por al menos 6 cuadras gritandonos cosas hasta que al fin salimos corriendo en direccion contraria y lo perdimos.

2- Cuando tenia 14 años volvía del colegio y me dirigía a la casa de mi abuela, cuando un hombre me empezo a seguir, yo lo note y me crucé de calle, a lo que el hizo lo mismo. Casi llegando a destino veo que el se me aproxima y justo en ese momento sale mi abuelo a hablar con un vecino. El sujeto en cuestión me sobrepasa, se da media vuelta y me agarra fuerte un pecho diciendome “Esta vez te salvaste”. Recuerdo que tenía una remera blanca y la mano sucia del hombre se me quedo marcada, llegue a casa y me la limpie llorando.

3- Cuando tenía 15 años un hombre me persiguió en moto por 2 cuadras hasta que me meti de un salto a la casa de mis abuelos, mi abuelo nuevamente habia abierto la puerta en el momento justo.

4- Cuando tenía 19 años un hombre me persiguió por un par de cuadras, y cuando se dio cuenta que yo habia notado su presencia se abalanzo hacia mi y me tiro contra la pared y me empezo a tocar, yo no lo recuerdo muy bien porque lo unico que hacia era putearlo y gritar con todas mis fuerzas. Asustado por mi reacción el hombre salio corriendo y yo carri hasta mi casa, no sin antes indignarme al ver que recien en ese momento se asomo una mujer para ver que pasaba.

5- Hace un par de años yo trabajaba en una empresa de catering, era moza. El negocio no era muy grande asi que soliamos visitar las casas o fiestas en numeros reducidos. Una noche me todo ir sola yo con el jefe, y el hombre en cuestión no espero ni dos horas para preguntarme si me habia hecho las lolas, no le respondi y me retire a seguir con el trabajo, pero cada vez que pasaba cerca de el me ponia la mano en la cintura. Apenas termino el trabajo del día renuncié. Luego me entere que a una chica el hombre le haia tocado la cola.

6- Yo suelo salir a correr alrededor de los terrenos de un colegio muy grande que hay por mi zona, la otra vez estaba por terminar mi ultima vuelta cuando un hombre que pasaba en frente mio estira la mano como para tocarme, yo lo esquivo y le hago un gesto como que estaba loco pero no me detengo, paro unos metros despues en la zona en la que estiro. Aun así, me quedé atenta a sus movimientos y me indigno al ver que le grita de todo a una embarazada, pero luego hace un par de pasos mas y pega la vuelta. Yo segui estirando pero estaba atenta vigilandolo por el rabillo del ojo, entonces lo perdí de vista. Lo proximo que senti es su mano apoyandose en mi cola, pero no tocandola, apoyandola, pasandola lentamente. Me di vuelta enseguida y lo empece a putear y a apurar, le pregunte quien se creía el y que derecho tenia para tocarme, y el me pedia perdon. Eso me enojo mil veces mas, y lo empece a correr, el tipo salio corriendo y yo me quede con una bronca terrible, ya que mi cuerpo es mio y nadie puede ejercer ningun derecho sobre el.

7- Soy estudiante de diseño de indumentaria, por lo que el viaje en tren a once es algo comun para mi, de esto recuerdo dos cosas notorias, la primera en un tren completamente lleno. La gente estaba tan apretada que apenas podias respirar, y un señor mayor habia terminado con su codo en mi pecho. Yo siempre quiero pensar lo mejor de la gente y no caer en el prejuicio, asi que supuse que era por la posicion y lo deje ahi. Pero de repente vi que empezaba a mover el codo, yo no podia moverme de la posicion que estaba y el tren se movia mucho, asi que me autoconvenci diciendo “No mari, es el tren que se mueve y por eso se esta moviendo el tipo”, pero mis ddas fueron aclaradas en el momento de llegar a la proxima estacion, la gente se bajo y el tren estaba un poco mas libre, yo recupere le movilidad de mis miembros y descubri para mi horror que el tipo seguia haciendo lo mismo, lo saque y lo re puteee, y el hombre se bajo del tren rapidamente. Otra situacion paso estando sentada en el tren al lado de un viejito, un hombre estaba repartiendo mouse pads y veo que el viejo me habla. Supuse que era un viejito que buscaba algun tipo de conversacion asi que le respondi, me hablaba de lo maravilloso de la tecnologia y lo mucho que se puede aprender hoy en dia y yo le respondia porque la conversacion me parecia normal. De repente me dice: En internet puedo ver muchas cosas, como chicas lindas como vos haciendo cosas… Yo me levante y me retire inmediatamente a otro vagon.

8- Si bien esas eran los abusos mas notorios que he recibido, durante toda mi vida he vivido acosada por palabrotas, actitudes hostiles y acoso. Me he vuelto totalmente paranoica en la calle, pero supongo que ello me ha ayudado para que no me haya pasado nada peor. Es desesperante saber que si no tengo el auto y quiero salir bonita no puedo, porque si me visto de tal o cual forma SE, ya que es un HECHO, que voy a recibir todo tipo de guarangadas por la calle. Los hombres muchas veces incluso me persiguen diciendome cosas, a lo que yo termino respondiendo y bueno, las contestaciones son de lo mas variadas, esta quien baja la cabeza y se va y esta tambien el que te putea de arriba abajo por no aceptar un comentario tan fino como “Mami te rompo toda”. Esto capaz suena muy exagerado, pero yo vivo con el miedo de ser ultrajada, siento que es cuestion de tiempo y en algun momento algo me va a pasar, y no voy a tener tanta suerte, es un pensamiento paranoico y lo sé, pero es lo que se obtiene de años de acoso, de sentir el deseo y la perversion en la mirada de muchos hombres que te cruzas, y de rogar que nunca te cruces con uno que no conozca el limite moral.

9- Si bien no llego a las diez porque queria recalcar solo las que han tenido un gran impacto en mi corta vida(23 años) la termino con una situacion graciosa que me paso cuando tenia 13, un viejo viejiiiisimo me paso una vez por al lado y me dijo de todo, asqueroso lo que me dijo, pero tan distraido estaba en eso que piso un tereso, se patino y se cayo de espaldas.

Me hizo el dia!

Una respuesta a "

  1. Estoy en la misma situacion, tengo 21 y ya no quiero salir a la calle para no ser denigrada, cuando lo hago (por obligación) camino rapido, atenta, preparada preparada para pelear, y con unos nervios horribles. siento que perdi mi vida ya no se que hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *