Lucía se cansó de correr con el tipo que la avanza

Tengo un compañero de running que siempre insiste para llevarme a mi casa después de entrenar en auto. Como me gusta caminar, siempre le digo no, gracias, pero la semana pasada aproveché el viaje porque tenía que volver rápido.

Le conté que había cortado con mi novio y cuando estábamos en el auto, me propuso salir un día a tomar algo, porque, según argumentaba él “ahora que no estás de novia, no tenés excusas”.

La verdad el salame este me afectó bastante la autoestima, pensé que debo estar avejentada para que me avance un tipo 30 años más grande que yo. Después me di cuenta que no, simplemente son tipos que les gustan las minas jóvenes y por eso se encuentran a esa edad divorciados y solos.

Mi respuesta fue, “sí tengo excusa, tengo la edad de tus hijas”. No se trató de un prejuicio etario, sino que lo hice para que él cree en su cabeza la imagen de sus hijas con un tipo como él.

Gracias, Gustavo, ahora no tengo más ganas de ir a running.