“Advertencia: Este local será clausurado si persiste la ostentación de miradas lascivas y comentarios inapropiados por parte de sus empleados, que atentan contra la tranquilidad peatonal de las mujeres del barrio”

Hace algunos años, a media cuadra de donde vivía había un lugar donde vendían Durlock. Muchos de los empleados se ponían a veredear y se dedicaban a acosar transeutes femeninas con miradas y comentarios. Era muy incómodo pasar por ahí.
Una vez les pegaron en el ventanal una advertencia por dejar demasiados desechos en la vereda. Ahí se nos ocurrió algo, y esa noche mi hermana, una amiga, mi pareja y yo hicimos -a mano- un cartel similar que decía algo así como “Advertencia: Este local será clausurado si persiste la ostentación de miradas lascivas y comentarios inapropiados por parte de sus empleados, que atentan contra la tranquilidad peatonal de las mujeres del barrio”.

No teníamos tanto pegamento así que lo pegamos con engrudo en el vidrio.

¡Juro que desde ese momento cambió la actitud de los babosos!

 

Por Cecilia