Se había bajado los pantalones y se estaba tocando

En Ciudad Jardín, Buenos Aires

Con cinco amigas (en total eramos seis) íbamos caminando un sábado a la tarde, a plena luz del día, por un lugar no demasiado transitado. Un hombre empezó a seguirnos y nosotras a apurar el paso. Unas cinco cuadras después, notamos que aunque cada vez íbamos más rápido el hombre seguía atrás nuestro, cuando una de mis amigas giro y noto que se había bajado los pantalones y se estaba tocando. Salimos corriendo y llamamos a la policía porque nos pareció que era lo correcto. La policía no se acercó en ningún momento al lugar en el que le indicamos que estábamos y decidimos irnos, de paso le comentamos a un quiosquero conocido nuestro y a unas amigas que iban solas caminando por ahí que nos cruzamos. Nunca más supimos si algo similar volvió a pasar.

por Agustina
[got_back]