Grité lo más fuerte que pude “CALLATE LA BOCA PAJERO”

La verdad estoy acostumbrada a que me digan cosas por la calle, en general puede ser un “hola linda” que no me parece amenazante (salvo que venga acompañada por una cara de pajero…). Lo que más funciona para que no me digan nada creo, es mirar a la cara y caminar con seguridad, pongo cara de preocupada o de orto directamente y eso creo que intimida o pierden interés…
Lo más interesante me pasó una vez que me animé a contestarle a alguien que me gritó algo, era un tipo que pasaba en una camioneta, iba en el asiento del acompañante, cuando pasaron por al lado mío me gritaron “Cómo te doy eh! fuerte fuerte!” me dio bronca porque yo salía del trabajo, estaba en otra completamente, con un bolso más grande que yo más o menos, así que me di vuelta y grité lo más fuerte que pude “CALLATE LA BOCA PAJERO”, la verdad fue liberador y lo más cómico fue la respuesta del tipo, sorprendido de que le contestara solo atinó a decir “Ah… qué bien eh!” Cómo si lo que yo le grité fuera peor que lo que él me gritó a mí, o si no debiera contestarle a alguien que me “piropea” por la calle. Lo único que lamento es que no me animo a contestarle así a otros tipos, a este le contesté porque estaba enfrente de mi laburo y él iba en auto para el otro lado así que no podía seguirme ni contestarme mucho más… Creo que por lo menos lo va a pensar la próxima vez…
Lo que pienso ahora es contestar cosas del tipo “andá a decirle eso a tu vieja/hermana/hija” pero creo que lo que me salió en ese momento fue muy apropiado y funcionaría en cualquier contexto.

Por Marina
[got_back]