Auto-defensa

Estaba en el barrio chino con mi amiga y un pelotudo que me dobla en edad pasó, me miró las tetas y gritó “¡CÓMO ME COMERÍA ESTO!”, me quedé helada unos segundos. Veo que está unos metros adelante mío, corro unos pasos para no perderlo de vista y acto seguido le pegué la trompada de su vida en la nuca. Le dije a mi amiga “vamos” y nos metimos en un negocio.
Por Mar
[got_back]