Me da vergüenza, me pone nerviosa, me incomoda.

El acoso verbal simplemente a cambiado desde mi forma de vestir hasta los lugares por donde camino. No solo me fijo que me voy a poner (No uso polleras ni calzas – aunque el acoso no es mi culpa si me las pongo o no) sino que anticipo si en la cuadra que sigue hay tipos. Si es asi doy la vuelta manzana o cruzo de vereda.
No tiene que ver si te dicen buen día, un piropo o algo desubicado. Da igual. Me da vergüenza, me pone nerviosa, me incomoda. Nada de esto sube mi autoestima, al contrario.
Siempre uso remeras largas, anteojos de sol y auriculares. Para no ver ni escuchar a nadie.
Hace 1 año me mude y en frente hay un lavadero de autos. No alcanzó ni siquiera que un día cansada de las cosas que me decían, hablara llorando con el dueño de los empleados para que la cortaran. Ni siquiera se callan cuando paso con mi hijo de 10 años… imaginensen cuando voy sola.
Esto por mencionar solo un punto. Viajo en el tren Urquiza, en la calle, da lo mismo el lugar, la hora o la edad de las personas.
En fin, no creo que cambie. La única solución que encontré es ponerme siempre la música bien alta y los lentes de sol, mirar hacia abajo y esperar que no me pase nada.
Romina
[got_back]