“la concha de tu madre, imbecil!”

Estoy absolutamente harta y cansada de ser objeto de obscenidades o referencias asquerosas hacia mi persona que no busco, ni deseo escuchar. No se trata de si sos un minon planteado como nos acostumbran hoy en día que deben ser los cuerpos de las mujeres, o si no lo sos. Esta cultura patriarcal -y no quiero generalizar, pero en su mayoría- pretende que las mujeres seamos meros productos, en los que se puede incidir sobre nosotras.
Hoy puntualmente me sucedió una situación asquerosa. No importa si iba vestida como monja, o si tenía puesta una pollera bien corta. Cada cual va vestido como se le da la gana. Iba cruzando el puente de las vías de Salguero, a las 18:00 hs, vi a un hombre grande, arriba de 60 años que se venía tocando. Seguí mi camino, sin mirar, pasé por al lado de este señor, dijo algo en alusión a mi culo que no llegue a escuchar, y abalanzó su mano sobre esta parte de mi cuerpo. Automáticamente salté, me di vuelta, le dije una fuerte “la concha de tu madre, imbécil” (vale aclarar que estaba en contra de la pared de las vías, y seguía tocándose), y me fui muy embroncada y con una gran sensación de invasión a mi persona. No quiero imaginar lo que debe ser cuando un caso así pasa a mayores peligros.
No es tampoco la primera vez que vivo una situación de exhibicionismo (hace unos años, uno se estaba masturbando en el colectivo), y realmente estoy harta de que tengamos que ser victimas de esto.
Por Canderlaria
[got_back]